La maldición del campeón

0
64
views
Por Pamela Zúñiga

En mundiales recientes, se ha repetido una peculiar acción en la que el campeón del mundo no avanza a la siguiente etapa de la fase de grupos.

La “maldición” comenzó en 1998, cuando la selección de Francia se coronó campeón del mundo y subsecuentemente en el mundial de Japón/Corea del sur, fue eliminado en la primera etapa del torneo.

Se repitió con el equipo de Italia, que levantó la copa del mundo en Alemania 2006 en un parejo encuentro con Francia, partido que terminó en empate 1-1 y posteriormente Italia campeonó gracias a un desempate vía penal; Italia fue uno de los eliminados en su grupo de Sudáfrica 2010.

La selección española fue la siguiente en caer, después de levantar el trofeo en el Estadio Soccer City de Johannesburgo con un gol de Andrés Iniesta frente a Países Bajos en tiempo suplementario, no obtuvo el pase a la segunda fase en Brasil 2014.

Al ser Alemania el campeón en 2014, analizando su desempeño hasta el momento en Rusia 2018, sería la tercera copa del mundo consecutiva en la que el campeón queda estancado y no logra pelear en octavos de final.