Norma en Igualdad Laboral termina con la discriminación en ese ámbito

0
63
views

México, 22 Jun .- La Norma Mexicana en Igualdad Laboral y No Discriminación es una de las más completas y avanzadas en América y Europa, ya que busca terminar con el machismo, las fobias y las conductas que lastiman a diversos grupos de la sociedad que son un baluarte en el ámbito laboral.

La directora de Promoción Cultural y No Discriminación del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), Marta Ferreyra Beltrán, explicó que la norma trata de instaurar un mecanismo en las condiciones laborales de los diferentes centros de trabajo.

Hasta ahora, expuso, 295 centros de trabajo, entre ellos 217 públicos y 78 privados, han obtenido esta norma y se beneficia a más de 170 mil personas que han logrado la democratización de su calidad de vida laboral, tienen un trabajo digno, decente en donde se respetan sus derechos.

En entrevista con Notimex, Ferreyra Beltrán puntualizó que la sociedad mexicana se caracteriza por su machismo, sus fobias y actitudes discriminatorias contra personas de la tercera edad, mujeres, género, sexual, con alguna discapacidad e indígenas.

Mencionó que la norma intenta generar un ambiente en el que puedan trabajar todas las personas, o en su caso, generar un ambiente laboral incluyente en el que no haya discriminación.

Hizo notar que los problemas más recurrentes en los centros de trabajo es que a las mujeres se les exija una prueba de no embarazo, lo cual está prohibido por la Ley Federal del Trabajo, en la Constitución y en los acuerdos internacionales que ha suscrito nuestro país.

Para que una empresa o dependencia gubernamental quiera obtener dicha norma, deberá cumplir 14 requisitos.

Uno de los objetivos que se buscan es la flexibilidad laboral, la cual no debe estar reñida con la libertad de las personas, pues con ella se logra mayor vínculo familiar y al final repercute en más productividad en la empresa.

Comentó que la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) y el Conapred, impulsores de esta norma, han unido esfuerzos para prevenir y eliminar la discriminación en los centros de trabajo.

Insistió que la norma revisa la vida interna laboral y no los servicios que prestan, y detalló que del número de quejas que recibe el Conapred, 30 por ciento corresponden a mujeres que se les exige prueba de embarazo.

Insistió que la norma busca expresamente la igualdad laboral y salarial entre hombres y mujeres, ya que no puede haber diferencia si realizan el mismo trabajo, ambos tienen el derecho a recibir cursos de capacitación, y que en el centro de trabajo exista un ambiente adecuado y un lenguaje digno.

Otros de los sectores que son discriminados en el mundo laboral son los de la comunidad lésbico-gay, transexual, trasveti y transgénero debido, en gran parte, a su vestimenta y su cuerpo.

Aclaró que la norma habla de derechos, pero no de apoyos asistencialistas.