Garantizar el abasto de medicamentos suficientes, de calidad y a precios accesibles ha sido prioridad en la política del Presidente Enrique Peña Nieto: Eduardo Sánchez Hernández

0
66
views

El Coordinador General de Comunicación Social de la Presidencia y Vocero del Gobierno de la República, Eduardo Sánchez Hernández, afirmó, en conferencia de prensa conjunta con Julio Sánchez y Tépoz, Comisionado Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), que “el Gobierno de la República ha impulsado políticas públicas, como la Estrategia de Liberación de Genéricos para el Ahorro de las Familias Mexicanas, que generan soluciones duraderas a varios problemas de salud que hoy enfrentamos en el país”.

Resaltó que “como resultado directo de la Estrategia, hoy en el mercado farmacéutico hay 590 productos genéricos más que al inicio de la Administración, los que ofrecen a los mexicanos 43 sustancias activas a un precio reducido”.

“La Estrategia de Liberación de Genéricos beneficia al consumidor, a la industria y al sector público. Al consumidor porque dispone de muchas más opciones de medicamentos a menor costo; a la industria farmacéutica porque se eliminan barreras de entrada al mercado, lo que facilita que las empresas nuevas compitan con las grandes farmacéuticas, lo que se traduce en inversión y empleos en el sector; y el sector público, porque propicia grandes ahorros en compras gubernamentales: en lo que va de la presente Administración, la Estrategia ha permitido ahorrar más de 26 mil millones de pesos en la adquisición de medicamentos”, subrayó.

Hoy, “el mercado de medicamentos en México es más competido y eficiente, el cuidado de la salud es menos costoso y más accesible”, afirmó.

De esta forma, añadió, “se facilita el acceso a la salud empezando, como es justo, por generar condiciones para la atención e inclusión de las familias de menores ingresos”.

Eduardo Sánchez resaltó que, como es sabido, “los medicamentos genéricos ofrecen exactamente la misma sustancia activa, con la misma calidad, seguridad y eficacia que los de marca, pero a menor precio”.

Refirió que gracias a la Estrategia de Liberación de Genéricos para el Ahorro de las Familias Mexicanas “los mexicanos pueden acceder oportunamente a un catálogo más amplio de tratamientos médicos con un mucho menor impacto en la economía familiar”.

Aseguró que ello se logra a partir de la aplicación de los siguientes criterios:

1.  Supervisar que sean sustancias equivalentes, fabricadas con altos estándares de seguridad, calidad y eficacia.

2.  Que las sustancias sirvan para el tratamiento de las enfermedades más frecuentes entre los mexicanos.

3.  Verificar que los medicamentos genéricos no invadan derechos de propiedad industrial y, 4.  Generar competencia para incrementar las opciones, lo que repercute en medicamentos más baratos para el consumidor.

“En cuanto sale la autorización para un genérico, inmediatamente el mercado se ajusta y los demás laboratorios bajan sus precios. Lo anterior se ha traducido en reducciones de precios mayores al 60 por ciento en los medicamentos con sustancias activas liberadas. Este ahorro se percibe directamente en el bolsillo de los compradores, pero también en el gasto público, pues permite reducir los costos de las compras del sector salud”, indicó.

El Vocero del Gobierno de la República dijo que “además de ser opciones hasta 70 por ciento más económicas que sus contrapartes de marca, los nuevos genéricos han ampliado la gama de opciones de más de 20 clases terapéuticas como antibióticos, analgésicos y tratamientos para enfermedades como la diabetes, el cáncer y la hipertensión”.

Señaló que “garantizar el abasto de medicamentos suficientes, de calidad y a precios accesibles ha sido prioridad en la política social del Presidente Enrique Peña Nieto”.

“Hoy en día México, al igual que la mayoría de los países desarrollados, presenta un descenso en las enfermedades infecciosas y un incremento en los padecimientos crónico-degenerativos como la diabetes, el cáncer y la hipertensión”, expresó.

Destacó que “los medicamentos genéricos que han obtenido su registro sanitario en el marco de esta Estrategia atienden al 71 por ciento de las causas de mortalidad de la población mexicana, como es el caso de la diabetes mellitus, enfermedades cardiovasculares y los tumores malignos. Gracias a ello, se ha logrado focalizar el ahorro en beneficio de quienes más lo necesitan, es decir, los pacientes de bajos ingresos que además padecen enfermedades crónicas”.

Informó que “de acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), los mexicanos gastamos alrededor del 1.6 por ciento del Producto Interno Bruto en medicamentos. Esta proporción es similar a la de países con sistemas de salud y de regulación farmacéutica altamente desarrollados, como es el caso de Alemania, Francia y España, y menor a la de nuestros vecinos y socios comerciales. Mientras que en promedio una familia mexicana gasta 300 dólares al año en medicinas, una canadiense gasta 800 y una estadunidense mil 100”.

Eduardo Sánchez mencionó que “un modo muy efectivo para contar con un mercado farmacéutico robusto y bien abastecido es mediante la liberación de medicamentos genéricos que ofrecen la misma calidad, seguridad y eficacia que las medicinas de patente”. Además, dijo, “esta política es un valioso instrumento para enfrentar los retos de la llamada transición epidemiológica”.