Detectar cambios en lunares puede prevenir melanoma: IMSS San Luis

0
16
puntos de vista
  • El melanoma puede aparecer a cualquier edad, sin embargo haber tomado exceso de sol durante la infancia pudiera ser un detonante para que se desarrolle en edad adulta

 Tener la piel y pelo claro, exposición prolongada a los rayos UV, sufrir quemaduras solares severas, cuestiones hereditarias, entre otros, pueden ser factores relacionados con casos de melanoma, o cáncer en la piel, explicó la Dra. Gabriela Barrios Ortíz, dermatóloga del Hospital General de Zona No. 2, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en San Luis Potosí.

Explicó que el cáncer de piel ha elevado su prevalencia en los últimos años, siendo el segundo más frecuente que registra más casos de  cáncer cutáneo que de próstata, mama, estómago y pulmón. Cada año se registran 135,000 casos nuevos de melanoma y produce cada año 8 millones de muertes. México ocupa el octavo lugar de los países que presentan más muertes por el cáncer de piel y en los últimos 20 años se ha incrementado el cáncer de piel en personas menores de 40 años.

Este padecimiento puede aparecer a cualquier edad, sin embargo, haber tomado exceso de sol durante la infancia pudiera ser factor relacionado para que se desarrolle en edad adulta, ya que la exposición solar es acumulativa, es decir que el daño que causa va acumulándose en la piel produciendo estragos en la salud. Es por ello que proteger la piel desde la infancia disminuye hasta el 80% el riesgo.

El melanoma es el cáncer de piel más peligroso en fase avanzada, si se extiende a los órganos internos, puede poner en peligro la vida. Este cáncer se produce en los melanocitos usualmente son de color café o negro. Sin embargo, algunos melanomas no producen melanina y pueden lucir color rosado, café o incluso blanco.

Los melanomas pueden ocurrir en cualquier parte de la piel, pero son más propensos a comenzar en el tronco (pecho y espalda) de los hombres y en las piernas de las mujeres. También suelen aparecer en las palmas de las manos, en las plantas de los pies o debajo de las uñas; así como el cuello y el rostro y cualquier persona puede desarrollar este tipo de cáncer.

Explicó que para detectarlo a tiempo es importante tomar en cuenta la regla del ABCDE, un método útil para identificar lunares que tengan las siguientes características y acudir al dermatólogo a la brevedad posible. A de Asimetría: la mitad del lunar o marca de nacimiento no corresponde a la otra mitad. B de Borde: los bordes son irregulares, desiguales, dentados o poco definidos. C de Color: el color no es uniforme y pudiera incluir sombras color marrón o negras, o algunas veces con manchas rosadas, rojas, azules o blancas. D de Diámetro: el lunar mide más de 6 milímetros de ancho (alrededor de ¼ de pulgada o aproximadamente del tamaño del borrador de un lápiz), aunque los melanomas algunas veces pueden ser más pequeños que esto. E de Evolución: el tamaño, la forma o el color del lunar están cambiando en un periodo de 3 meses o menor.

La especialista Gabriela Barrios comentó que para prevenir el melanoma es importante seguir algunas recomendaciones de cuidado tales como uso de protector solar diariamente, sobre todo si considera que se va a exponer por periodos prolongados a los rayos del sol; el uso de sobreros, gorras y gafas; hidratarse constantemente con agua natural ya que el sol deshidrata el organismo; evitar las horas de mayor intesidad entre las 10 y 16 horas; tener especial cuidado con niños, sobre todo bebés y adultos mayores quienes son más vulnerables sobre todo que su piel es más delicada; y finalmente acudir al médico si se detectan cambios o abultamientos en lunares existentes o la aparición  de nuevos con forma extraña, concluyó.