Segundo Esfuerzo

0
52
views

¿Y ahora que hemos hablado de nuestros representantes en el Congreso local, alguno sabe cómo se integra? Actualmente se compone por 27 diputados, 15 por el principio de mayoría relativa y 12 por representación proporcional. Es decir, que nosotros elegimos directamente con nuestro voto a esos 15 diputados y de acuerdo a la votación total que sumen cada partido a nivel estatal según un cálculo aritmético serán los diputados de representación proporcional con que contarán por esta vía, más sumados a los de mayoría relativa, sin embargo, se establece en la Constitución Política del Estado que no podrán contar con más de 15 diputados en total por ambos principios.

¿Y los diputados de “representación” proporcional a quien representan si en ocasiones ni los de mayoría relativa velan por nuestros intereses? ¿A cuántos conoce usted querido lector, cuantos han ido a su colonia?, muchos de ellos no hicieron campaña de hecho, estos lugares son reservados para la clase dominante dentro de cada partido, así pues, nuestro Congreso está compuesto de la siguiente manera

Los diputados de representación proporcional tienen las mismas facultades que los de mayoría relativa, no tienen funciones especiales, todos deben de basar su actuación y trabajo legislativo en lo que marca la Constitución Política General y del Estado, en su Ley Orgánica y en el Reglamento para el Gobierno Interior.

Como ciudadanos debemos de mantenernos informados del quehacer legislativo de nuestros representantes, debemos de poner un segundo esfuerzo por conocer su trabajo, sus iniciativas de Ley, más que sus escándalos, porque hoy en día es más noticia los problemas laborales a su interior y la simulación de su reducción salarial, que su trabajo legislativo.

San Luis Potosí, somos todos, no solo los ciudadanos que trabajan en el campo, en la oficina, en el consultorio, en el taxi, necesitamos unos legisladores comprometidos, profesionales, que den el segundo esfuerzo en sus trabajos, que vean la realidad y no su realidad, desde aquí les hacemos un llamado a generar el Estado que nos prometieron, que nos merecemos y no el que nos quieran regalar.