Observatorio de Mortalidad Materna, monitorea salud de mujeres en edad reproductiva

0
26
views

El Observatorio de Mortalidad Materna que inició actividad en el año 2012 dentro de la UASLP. Ha tenido tres presidentas, actualmente es dirigido por la maestra Magdalena Miranda Herrera, ex directora de la Facultad de Enfermería y actualmente Secretaria Administrativa de la UASLP.

El Observatorio surge con el propósito de organizar a la sociedad civil para monitorear los avances que ayuden a mejorar la salud materna mediante campañas de prevención y capacitación para disminuir la muerte materna, mejorar el acceso, oportunidad, calidad de los servicios de salud, bajo una mirada que proyecte y dé seguimiento al bienestar de las mujeres en edad reproductiva.

Incorpora principios y elementos de derechos humanos, derecho a la igualdad de género y disminución de la mortalidad materna, ya que México está catalogado entre los países que no cumplieron la declaración del milenio, una resolución de la Asamblea General de la ONU, en el año 2000, y cuyos objetivos, específicamente el quinto, incorporaba en sus apartados reducir entre 1900 y 2015 la mortalidad materna a tres cuartas partes, lograr el acceso universal a la salud reproductiva.

Miranda Herrera, manifestó que México no ha cumplido con este rezago, de tal suerte que el gobierno mexicano se comprometió con la Secretaría de Salud para mejorar la situación, es por ello que, como un organismo de la sociedad civil, el Observatorio debe dar seguimiento a las estrategias que en esta materia se realiza. Adicionalmente, en este caso el gobierno estatal hizo una alianza con la Unión Europea y el Laboratorio de Cohesión Social para la disminución de la violencia obstétrica, “hemos sido colaboradores, pero también vigilantes de las acciones que está realizando el gobierno estatal”.

Resaltó que San Luis Potosí es uno de los estados más comprometidos con este proyecto. “El objetivo del Observatorio es que como sociedad civil podamos realizar monitoreo, pero sobre todo acciones de prevención para asegurar el bienestar de la población materna y de alguna manera vigilantes del embarazo en adolescentes, ya que somos un estado con cifras elevadas, con mayor prevalencia en los municipios de Soledad de Graciano Sánchez, Matehuala y en zonas de la Huasteca”.

De las demandas dijo se tiene mayor índice en relación al maltrato que reciben las mujeres en la etapa reproductiva durante la atención, aunque hay razones que no necesariamente están relacionadas con el profesional del área de la salud, “por ejemplo, sabemos que hay una reducción a nivel de presupuesto y eso hace esté escaso el material, instrumentales y mantenimiento de los equipos necesarios”.

Y, por otro lado, el relacionado al profesional que en ocasiones es impaciente con las mujeres embarazadas. Los factores son multicausales y cada uno debe atenderse de diferente forma. “Tendríamos que seguir apostando a la gestión de presupuesto para tener mayor recurso humano e infraestructura necesaria. La academia debe tener en sus modelos educativos ejes transversales de perspectiva de género, derechos humanos e inclusión”.

Finalmente, la maestra Magdalena Miranda, puntualizó que se está proporcionando seguimiento a las cuestiones de mortalidad materna, al programa de no violencia obstétrica, a la estrategia nacional para prevenir embarazo en la adolescencia, y, sobre todo, capacitación y educación a los jóvenes.

“Nos hace falta contribuir desde la academia y desde los cuerpos de investigación, precisamente en aportar estudios que ayuden a tener una mejor cultura de educación sexual, pero del ejercicio responsable. En mujeres en edad reproductiva se necesita fomentar la educación para que decidan libremente su embarazo”.