Otorgan a médico de SLP Primer Grado del Premio Nacional de Admón. Pública

0
1082
views

Esta mañana el Doctor Francisco Javier Posadas Robledo recibió el Primer Grado del Premio Nacional de Administración Pública, al ser el mejor proyecto de aquellos que resultaron ganadores por cada institución en la convocatoria lanzada por la Secretaría de la Función Pública.

Fue en el mes de octubre de 2018 que el ex Secretario de Salud recibió el Premio Nacional 2018 al “Proyecto de Mejora de Procesos Operativos con el Uso de Tecnología para Monitoreo y Detección del VIH y el SIDA” en lo que respecta a la Secretaría de Salud del Gobierno de la República.

Posteriormente el jurado calificador determinó otorgar el Primer Grado del Premio Nacional de Administración Pública al médico potosino Francisco Javier Posadas Robledo, Director de Investigación Operativa del Centro Nacional para la Prevención y Control del VIH y el SIDA de la Secretaría de Salud Federal.

El Premio Nacional de Administración Pública, ha sido un mecanismo para incentivar a las y los servidores de la administración pública federal que destacan en la elaboración de trabajos o proyectos significativos para la mejora continua de la gestión pública y la propuesta de proyectos de beneficio social.

La ceremonia de entrega se llevó a cabo este miércoles en el Auditorio Principal de la Secretaría de la Función Pública de la Ciudad de México.
El proyecto ganador presentado por Francisco Javier Posadas Robledo, consiste en modernizar los procesos de monitoreo que se aplican en las 32 entidades de la República Mexicana, con lo que es posible obtener una base de datos que permite categorizar la epidemia del VIH y SIDA y las características de la población con prácticas de riesgo.

Plantea la creación de una plataforma con una cédula auto aplicada por las personas usuarias, con acceso con clave proporcionada a cada unidad de salud donde se atiende el padecimiento, con la finalidad de identificar la fuente, con lo que se elimina de manera paulatina el papel y se capturan y sistematizan las cédulas acumuladas años atrás.

En el proyecto se crea una calculadora de riesgo para simplificar y fomentar la detección, con instrumentos disponibles en línea. Finalmente se cargan en un módulo tipo quiosco, que se ubicará en los Centros Ambulatorios para la Prevención y Atención en SIDA e Infecciones de Transmisión Sexual (Capasits), que son unidades de primer contacto para pacientes con este padecimiento.

Los módulos que se plantea utilizar son versátiles, amigables y permiten a través de una pantalla táctil, acceder con facilidad a información sobre la epidemia y medidas preventivas. Tiene un software que calcula en cada persona con un cuestionario de 9 preguntas, el riesgo de infectarse y lo clasifica a través de un algoritmo, como bajo, mediano y alto riesgo. Una vez evaluado, orienta a la persona y geo referencia la ubicación de unidades en todo el país y define la más cercana, donde se puede tomar la prueba rápida para detectar el VIH.

Con ello se busca que las personas que tienen VIH y están en control y tratamiento, a través del módulo, o un dispositivo móvil con acceso a internet pueden ingresar con una clave de usuario personal a su expediente clínico y revisar su evolución, tratamiento y resultados de laboratorio, como son carga viral y conteo de linfocitos T (CD4).