Agencia Especial Mexicana y UASLP proyectan colaboración en temas ambientales

0
35
views

Debido a los trabajos del taller “Observando la contaminación atmosférica a través de plataformas satelitales: Oportunidades para México”, la Agencia Espacial Mexicana (AEM) en colaboración con la Coordinación para la Innovación y Aplicación de la Ciencia y la Tecnología (CIACyT) de la UASLP, reunió a investigadores de diversas instituciones para dar a conocer el alcance del satélite Yoskar, especializado en contaminación atmosférica.

En entrevista, la responsable del Laboratorio Nacional de Geoprocesamiento de Información Fitosanitaria (LaNGIF), doctora Guadalupe Galindo Mendoza, adelantó que una de las antenas receptoras de imágenes del satélite Yoskar podría estar en San Luis Potosí, y la UASLP con otras instituciones pudieran ser la base fundamental, metodológica, de protocolo, para realizar proyectos aplicados en el tema ambiental como de contaminación atmosférica.

Aseguró que la UASLP cuenta para este proyecto, con laboratorios base para esta antena de imágenes apoyándose en el LaNGIF y el laboratorio de Terahertz, ambos tienen estudios ambientales implicados en el proyecto.

Sobre este apuntó: “Tendrá un alcance para Norteamérica como el primer piloto, pero será la base mundial de la metodología, protocolo y telecomunicaciones, derivado de la preocupación ambiental. Son términos que parecen especializados, sin embargo, encontraron en San Luis Potosí a los expertos que pueden contribuir de una manera distinta e innovadora a protocolos de monitoreo de calidad del aire y cambio climático”.

Explicó que el Sistema Nacional de Información de la Calidad del Aire (SINAICA) y el Instituto Nacional de Ecología, poseen el cien por ciento de sus monitores en ciudades, en algunos casos inservibles, entonces un satélite vendría a cubrir esas necesidades, “en el caso de LaNGIF, informaría cuánto está emitiendo la ciudad, la industria, los coches, pero además a dónde llegan a parar esas partículas”.

La información de este satélite ampliará la visión de zonas urbanas y rurales, y con ello especificar a las empresas, automotores, cuánto están produciendo, pero una vez que se elevan a donde se están depositando. Es algo integral, ya no será tan lineal y con poca inversión. La imagen nos dirá cada hora la información, pero además la especializará.

Se espera que el proyecto empiece a funcionar en el 2020, bajo un instituto dirigido a estas actividades, financiado por Conacyt. La NASA está colocando una antena receptora, la capacitación, transferencia de tecnología, avizoramos un proyecto ambicioso en calidad del aire, cambio climático y su impacto en océanos, agricultura, ganadería, salud. Es a largo plazo, pero lo más importante es que San Luis Potosí será la sede.

Por otro lado la titular del LaNGIF, informó que han entrado a trabajar con un grupo de colaboradores en Centro de Investigación El Balandrán enclavado en el Campus Rioverde, en un proyecto que contempla la observación de las partículas de lluvia ácida, las cuales se encontrón atmosféricamente con la quema de caña de azúcar, “por ello, la presencia de colegas de la Unidad Académica Multidisciplinaria Zona Media, en donde ya localizamos biomarcadores y bioindicadores como vanadio, cromo, níquel; y de igual manera, entramos a medir estas sustancias en la zona de la Sierra de San Miguelito y Sierra de Álvarez cercana a la capital potosina”.